Page 18 - Sobre Ruedas - Revista 71

Basic HTML Version

18
/ Institut Guttmann
Deportes
Esquí adaptado:
actividad física de ocio
en el medio natural
Una de las efemérides de 2008 ha sido la celebración del centenario del esquí en Cataluña. En 1908 llegaban a esta comunidad
las primeras bajadas sobre la nieve, los primeros deslizamientos y, cómo no, las primeras caídas. Después de cien años de esquí,
podemos decir que este deporte está al alcance de todos, pues es frecuente que en las estaciones de esquí nos encontremos
entre los usuarios a esquiadores en silla. Hablamos del esquí alpino adaptado, es decir, la adaptación del esquí a personas con
discapacidad que, actualmente, se puede practicar, de forma normalizada e inclusiva, en Cataluña y en el resto de España.
Como cualquier otro deporte no competitivo o actividad física,
el esquí adaptado ofrece una mejora del bienestar físico, psico-
lógico y social, estableciéndose una relación muy estrecha entre
la práctica de ejercicio físico y el bienestar individual.
En el ámbito físico aporta una mejora de las cualidades físicas
básicas como son la resistencia, la flexibilidad y la fuerza.
Contribuye a conseguir un mayor equilibrio, dominio corporal
y control postural, así como la mejora del tono muscular y de
la coordinación dinámica general, todo lo cual desemboca en
una mejora de la funcionalidad general.
En el ámbito psicológico, el hecho de practicar un deporte como
el esquí, al aire libre y en un entorno natural que, en ocasiones,
se considera erróneamente de difícil acceso para las personas con
discapacidad, aporta a quien lo practica un mayor sentimiento
de autoestima, de satisfacción personal, de autosuperación, de
conocimiento del propio cuerpo y de sus capacidades, así como
de plena adaptación a la diferencia morfológica.
En el ámbito social, el esquí, al ser un deporte individual que,
por sus características, se practica generalmente en grupo, ya
sea de amigos, familiares... juega un papel fundamental en la
inclusión social de las personas con discapacidad. Lo podemos
catalogar como un elemento de placer y recreación social que
permite una ocupación positiva del tiempo libre junto a los
seres queridos. Esta combinación biopsicosocial desemboca
en una clara mejora de la calidad de vida.
El Material:
Para la práctica del esquí existen una gran variedad de adap-
taciones que nos ofrecerán la posibilidad de practicar este
deporte con garantías de seguridad y que, al mismo tiempo,
permiten el disfrute y goce de quien las utilice.
Uniski y Dualski:
Es la modalidad de esquí adapta-
do más habitual y que permite la
práctica de este deporte de forma
independiente y autónoma. Consiste
en una silla que se sostiene sobre
una o dos tablas de esquí (según el
caso) mediante un amortiguador
central y basculante que nos permite
controlar la inclinación del cuerpo
durante el esquí. Existen asientos
de diferentes tallas, incluso para
niños, que, combinadas con las dos
alturas disponibles, ofrecen la máxi-
ma comodidad durante la práctica
Sistema Dualski.
Sistema Uniski.
Actividades