Page 11 - Sobre Ruedas - Revista 71

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
11
las personas que sufrían un traumatismo
medular a la situación actual, en que,
gracias a los avances médico-quirúrgicos,
las tasas de mortalidad de estos pacientes
se han reducido, acercándose a los valores
de la población general.
No fue hasta 1943 cuando el gobierno
británico encargó al doctor Sir Ludwig
Guttmann, un neurocirujano alemán de
confesión judía, la organización de la
primera Unidad de Lesionados Medulares
en el Hospital del Ministerio de Pensiones
de Stoke Mandeville, en Aylesbury, cerca
de Londres, como preparativo sanitario
de cara a la II Guerra Mundial, ya que se
preveía un gran número de heridos.
Se inauguró el 1 de febrero de 1944 con
26 camas, introduciendo el concepto,
válido hasta hoy en día, de proporcionar
a los lesionados medulares, parapléjicos y
tetrapléjicos, una atención integral basada
en la asistencia completa, desde el mismo
momento de la instauración de la lesión
hasta el alta hospitalaria y su reinserción a
la comunidad como personas útiles para la
sociedad. El objetivo principal no era sólo
evitar su muerte por complicaciones, sino
también darles un motivo de superación
de su discapacidad. En pocas palabras,
el paciente debía ser tratado de forma
integral por un equipo multidisciplinario
que cuidase no sólo los aspectos médicos,
sino también los aspectos psicosociales
imprescindibles para una correcta rein-
serción socio-domiciliaria.
Al final de la guerra, el Hospital de Stoke
Mandeville ya contaba con 100 camas,
y fue aumentando, progresivamente, el
número de plazas hospitalarias, hasta
la actualidad, en que cuenta con más de
200 camas para la atención interdisci-
plinaria de los lesionados medulares,
tanto de origen traumático como de
origen médico.
A partir de los avances médico-quirúrgi-
cos introducidos por el doctor Guttmann,
se desarrollaron otros muchos centros
monográficos, tanto en Europa como en
Australia y Estados Unidos, así como en
otros lugares del planeta.
En Estados Unidos, el grupo de Munro,
Comarr, Bors y Talbot emprendió la or-
ganización de diferentes unidades para el
abordaje integral del paciente afecto de
lesión medular hacia finales de los años
40. Donald Munro, antiguo neurocirujano
del Hospital Municipal de Boston, realizó
numerosas aportaciones aún válidas hoy en
día, como la rizotomía para el tratamiento
de la espasticidad grave resistente a los
tratamientos tradicionales. La Adminis-
tración de Veteranos de Guerra (Veteran
Administration) creó las primeras unidades
para la atención de lesionados medulares
en los Hospitales Militares de Veteranos.
Hoy en día, en ese país existe un modelo de
atención especializado, organizado por el
UAB-SCI Data Management Service, en
Alabama, que acredita, de forma periódica,
a los hospitales especializados en el abordaje
y tratamiento de las personas que han sufrido
una paraplejía o una tetraplejía.
En Europa se formaron las primeras
unidades hacia los años 60, en Alemania,
Austria, Bélgica, Francia, Holanda, Italia
y Suiza. En nuestro país, el primer hospi-
tal de lesionados medulares fue fundado
en Barcelona, el 27 de noviembre de
1965, por Guillermo González Gilbey,
un paciente tetrapléjico que fue tratado
en su fase inicial en Stoke Mandeville.
El nuevo hospital de Barcelona recibió el
nombre de Institut Guttmann, en honor
al doctor Guttmann, y se instaló en un
hospital de enfermedades venéreas en
muy malas condiciones que tuvo que
ser rehabilitado para poder albergar
un centro de parapléjicos autónomo.
Su primer director fue el doctor Miguel
Sarrias Domingo, traumatólogo y antiguo
discípulo de Ludwig Guttmann, y la uni-
dad empezó a funcionar con 25 camas,
hasta llegar a las 96 camas, máxima
capacidad del edificio. Posteriormente,
en mayo del 2002, se inauguró el actual
Hospital de Neurorrehabilitación Institut
Guttmann, en Badalona, un hospital con
más de 150 camas, la mitad de ellas
dedicadas a la asistencia de lesionados
medulares y la otra mitad al tratamiento
de las secuelas de daño cerebral tanto
traumático como no traumático.
Posteriormente, se crearon otras unida-
des a lo largo de la geografía española
y un nuevo centro en Toledo, el Hospital
Nacional de Parapléjicos, con más de
200 camas, inaugurado en 1974. Y, hoy
en día, en el estado español existen dos
centros monográficos y once unidades
especializadas en el tratamiento de la LM,
integradas en hospitales generales, dentro
de los Servicios de Rehabilitación.
SR
A fondo
Dr. Guttmann, Sra. Guttmann y Sra. M. Antonia Riviere, esposa de
Don Guillermo González Gilbey, en el acto de inaguración del primer
hospital para lesionados medulares en España, en el año 1965.