Page 10 - Sobre Ruedas - Revista 71

Basic HTML Version

10
/ Institut Guttmann
Joan Vidal
Jefe de la Unidad
de Lesión Medular
Institut Guttmann
La lesiónmedular (LM) es uno de los hechos más catastróficos y conmás graves repercusiones, no solamente en el ámbito personal
sino también en el sanitario, laboral y económico. Además, en lamayoría de los casos acontece de forma imprevisible, produciendo
una pérdida de funciones motoras y sensoriales que casi siempre suelen ser permanentes e irreversibles y causando al paciente la
parálisis parcial o completa de las extremidades, pérdida de la sensibilidad por debajo del nivel de la lesión, falta de control sobre los
esfínteres, alteraciones en la esfera sexual y un riesgo de graves complicaciones de por vida.
En España la incidencia de la LM traumática
es de unos 20-25 nuevos casos cada año por
millón de habitantes, lo que representa que,
aproximadamente, cada año en torno a unas
1.000-1.500 personas sufren una lesión grave
de lamédula espinal que les ocasionará graves
secuelas neurológicas. De todas las lesiones
que se producen, el 50% son debidas a acci-
dentes de tráfico y afectanmayoritariamente
a los hombres, con un 80% de los casos,
frente al 20% de mujeres y, al margen del
sexo, más de la mitad son personas jóvenes
de menos de 30 años.
Aestenúmerode lesiones deorigen traumático
hay que sumarle un 30-40% más de origen
médico (mielitis, tumores, infartos medula-
res, etcétera), lo que aumenta el número de
lesionadosmedulares hasta una cifra próxima
a los 2.000 nuevos casos anuales.
Los accidentes de tráfico representan una de
las causas de mortalidad más importantes
en el mundo occidental, y en España ocu-
pan el cuarto lugar en incidencia, detrás
de las enfermedades cardiovasculares, las
neoplasias y las enfermedades respiratorias.
Además, son la primera causa de muerte
entre varones menores de 34 años y entre
mujeres de menos de 24 años.
Un poco de historia
Desde hace siglos se ha intentado dar
respuesta a las graves consecuencias de
una lesión medular y numerosos escritos
científicos antiguos han descrito diferentes
aspectos. Entre estos documentos destaca
el famoso papiro de Edwin Smith, escrito
hace 5.000 años por un médico egipcio,
donde describía, con todo lujo de detalles,
los síntomas de una lesión medular de nivel
cervical por luxación o fractura vertebral:
“parálisis completa de las cuatro extremida-
des, ausencia de la sensibilidad, pérdida del
control vesical, priapismo y eyaculaciones
seminales involuntarias”. Incluso, se hacía
mención a un fenómeno de la congestión
conjuntival, del hoy en día se sabe que se
debe a una vasodilatación por parálisis del
control vasomotor en lesiones dorsales altas
y cervicales. En relación al tratamiento y
el pronóstico de la lesión, el autor concluía
el texto con una frase significativa:”una
dolencia que no puede ser tratada”.
Esta actitud derrotista ha persistido a lo
largo de muchos siglos en las mentes de los
profesionales de la medicina. Los médicos
cirujanos, durante la I Guerra Mundial,
describían claramente el destino trágico de
los heridos de guerra con lesionesmedulares:
el 80% moría durante las dos primeras
semanas. Sólo sobrevivían las lesiones
incompletas. La mayoría de lesionados
medulares que sobrevivían llevaban una vida
trágica, sin esperanza, sin trabajo
y conmúltiples complicaciones,
apartados de la sociedad.
El tratamientodel lesionado
medular ha experimenta-
do cambios importantes
en los últimos 60 años,
pasando de una situa-
ción de mortalidad
irremediable en
más del 80% de
Evolución del tratamiento
de la
lesión medular
y el daño cerebral
La lesiónmedular
A fondo