Page 37 - Sobre Ruedas - Revista 70

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
37
La Entrevista
| subsecció
Por lo que se refiere al acceso al empleo
en la empresa ordinaria, se establece un
porcentaje mínimo del 2% de trabajado-
res con discapacidad para empresas de
más de 50 trabajadores. Actualmente la
normativa prevé la posibilidad excepcio-
nal de sustituir este precepto con medi-
das alternativas como son la contrata-
ción por parte de la empresa obligada de
bienes o servicios a centros especiales de
empleo o trabajadores autónomos con
discapacidad, o bien efectuar donaciones
o acciones de patrocinio a fundaciones
o entidades sin afán lucrativo que ten-
gan como finalidad la formación o la
inserción laboral de personas con dis-
capacidad. Mención específica merece
la medida alternativa consistente en el
establecimiento de un enclave laboral en
la misma empresa (un centro especial
de empleo establece un contrato con la
empresa por medio del cual un grupo de
trabajadores con discapacidad se inte-
gran en la actividad productiva sin ser
contratados directamente por ésta).
Diversas ayudas económicas especifi-
cas, bonificaciones en las cuotas em-
presariales de la Seguridad Social y
deducciones de carácter fiscal apoyan
a las empresas que contratan trabaja-
dores con discapacidad o a personas
con discapacidad que desean crear su
propia empresa estableciéndose como
trabajadores autónomos.
El empleo con apoyo, sistema que esta-
blece el acceso al empleo en la empresa
ordinaria mediante el apoyo de personal
especializado, ha enriquecido las posibi-
lidades de integración laboral de las per-
sonas con discapacidad con una metodo-
logía específica que permite la inserción
de personas con perfiles de discapacidad
que dificultan su acceso directo al em-
pleo ordinario. Esta modalidad no fue
contemplada en su día por la LISMI.
Conviene por último destacar, dentro de esta
vía, la importancia de las acciones de inter-
mediación laboral especializada que han
encontrado en los Servicios de Integración
Laboral de personas con discapacidad, los
conocidos como SIL, su mejor expresión.
No quisiéramos acabar este artículo sin
un breve comentario sobre el acceso de
las personas con discapacidad al em-
pleo público. La referencia de la LISMI
a esta modalidad de empleo es doble:
Para las empresas públicas establece el
mismo nivel de reserva que establece
para las empresas ordinarias.
En cuanto al acceso a la función pú-
blica, se limita a indicar: “En las
pruebas selectivas para el ingreso en
los Cuerpos de la Administración del
Estado, Comunidades Autónomas, Ad-
ministración Local, Institucional y de
la Seguridad Social, serán admitidos
los minusválidos en igualdad de con-
diciones con los demás aspirantes. Las
condiciones personales de aptitud para
el ejercicio de las funciones correspon-
dientes se acreditarán en su caso me-
diante dictamen vinculante expedido
por el equipo multiprofesional compe-
tente, que deberá ser emitido con ante-
rioridad a la iniciación de las pruebas
selectivas”.
Esta última disposición ha sido enrique-
cida por las diversas administraciones y
la posición actual se concreta en esta-
blecer reservas de plazas en las distin-
tas ofertas públicas de empleo en un 5%
sobre el total ofertado.
“Se establece un porcentaje mínimo del 2% de trabajadores
con discapacidad para empresas de más de 50 trabajadores.”
Josep Badia