Page 30 - Sobre Ruedas - Revista 69

Basic HTML Version

fundació institutguttmann
30
OBSERVACIONES Y OPINIÓN EN RELACIÓN
AL NUEVO SERVICIO DE ADIF-RENFE PARA LAS
PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA
En fechas recientes he tenido la ocasión de probar
el nuevo servicio que ADIF-RENFE ofrece a las perso-
nas con movilidad reducida a través del número de
teléfono 902 240 505 -llamada de tarifa especial- a
fin de paliar las graves dificultades de accesibilidad
que sufrimos para viajar en los ferrocarriles españoles
quienes nos desplazamos en una silla de ruedas.
Con todo, son múltiples los detalles susceptibles de
mejorar en este sentido para que podamos viajar en
ferrocarril con lamisma normalidad que cualquier otra
persona y sin encontrarnos vetados de ello enmuchos
trayectos que hoy día son imposibles para nosotros
(cuando no existen trenes adaptados y las estaciones
deorigenodestinocarecendepersonal deayudayde
sistema elevador para que podamos subir o bajar).
En principio el servicio ya es operativo en unas ciento
veinte estaciones, y de las iniciales 48 horas de ante-
laciónpara solicitarlo, apartir de juniodel 2008 parece
que será suficiente avisar 12 horas antes. Ello implica
que nosotros no podemos viajar de forma inmediata,
por ejemplo ante cualquier imprevisto que nos surja,
sacando un billete en el mismo día y acudiendo a la
estación correspondiente, una circunstancia que no
le ocurre a ningún ciudadano sin discapacidad.
Por otro lado, he observado que el personal que nos
instala la plataforma elevadora para subir y bajar del
tren es el mismo personal que ya lo hacía antes de la
puesta en marcha de este nuevo servicio, es decir el
mismo personal de ADIF-RENFE (técnicos y azafatas
de la estación) y no personal de ningún otro nuevo
servicio de ayuda que se haya creado, al menos en
las estaciones dondeme han prestado la ayuda para
subir y bajar del tren yo no los he visto, como tampoco
he visto en ninguna estación “adaptada” ninguna
oficina de atención personalizada o taquilla de venta
de billetes perteneciente a este nuevo servicio que
sea opcional al número de teléfono.
Asimismo, me parece inaudito que en trenes de alta
velocidad, construidos hace menos de tres o cinco
años, sigan existiendo escalones para acceder a
los mismos, es decir, que se continúan construyendo
vagones con barreras como si tal cosa, sin ir provistos
de un sistema elevador incorporado que nos permita
subir y bajar en cualquier estación, no sólo en las
principales ciudades (aunque en su interior cuenten
con un baño adaptado y una plaza).
Pero además tampoco se cumple lo mínimo que de
forma provisional podríamos dar por aceptable y es
la necesidad de dotar a todas y cada una de las
estaciones (más de 1.500 sin contar las del AVE) de