Page 17 - Sobre Ruedas - Revista 69

Basic HTML Version

Sobre Ruedas nº 69
17
población destinataria. Éste es un elemento de
refuerzo de los derechos a las prestaciones ga-
rantizadas porque la Administración no podrá
alegar que ha agotado el presupuesto.
La Ley prevé que algunas prestaciones y servicios
sociales que supongan “sustitución del hogar,
alimentación, vestido, limpieza del hogar y alo-
jamiento”, puedan ser objeto de copago por
parte del usuario. Si es así, se tendrá que fijar en la
cartera de servicios los términos de este copago.
La Ley también exige a la Administración que
prevea un sistema de bonificaciones que ga-
rantice que nadie quede fuera de la posibilidad
de acceder a los servicios sociales por no poder
hacer frente al copago que se fije.
Es en la cartera donde se ha de establecer tam-
bién una de las novedades de la Ley, que es el
concepto de Módulo Social, entendido como
aquella parte del coste de los servicios sociales
que siempre irá a cargo de la Administración.
La Ley 12/2007 de servicios sociales, al definir
la Cartera de Servicios Sociales, ha sido muy
ambiciosa. NO CONOCEMOS NINGUNA OTRA
CARTERA DE SERVICIOS PÚBLICA EN LA QUE SE
DETERMINE POR LEY LA INCLUSIÓN DE TANTOS
CONCEPTOS. El Decreto de la Cartera será una
verdadera carta de derechos, la pieza clave
del sistema, ya que determinará qué son los
servicios sociales públicos en Catalunya y en
qué condiciones se pueden disfrutar. Tendrá una
vigencia bianual.
La Ley no incorpora nuevas prestaciones y
servicios a los ya existentes hasta ahora. Sí que
determina que algunos de éstos pasen a ser
garantizados, como por ejemplo los Servicios So-
ciales Básicos -que dependen de ayuntamientos
y consejos comarcales- y, asimismo, fija un primer
nivel de objetivos que se han de cumplir en la
primera Cartera de Servicios Sociales 2008/2009
(dotación de profesionales a las áreas básicas de
Servicios Sociales, 4% de personas de 65 o más
años atendidos por servicios de ayuda a domici-
lio, 24.000 personas con servicio de teleasistencia,
asistente personal para grado III LAPAD…).
La Ley catalana hace que las prestaciones
generadas por la Ley de autonomía personal y
atención a la dependencia estatal se integren
en el Sistema Catalán de Servicios Sociales, que
se transforma en un sistema único y integral en
Catalunya que se tendrá que ir desarrollando de
forma coordinada.
En la redacción de la primera Cartera de Servicios
Sociales, que seaprobarápor el Gobiernode laGe-
neralitat durante el presente verano, se ha puesto
demanifiestoquemuchas de las piezas del sistema
de servicios sociales precisan de una regulación
urgente. Algunas de ellas son bien conocidas por
los lectores deSobreRuedas, comoes, por ejemplo,
la necesidad de regular el contenido del servicio
de asistente personal, prestación que se considera
garantizada para las personas con gran depen-
dencia. Ello ha de suponer cierta presión para la
Administración de la Generalitat, que tendrá que
publicar mucha normativa en relativamente poco
tiempo para dar cumplimiento a la Ley.
El desarrollo del contenido de la Ley de servicios
sociales será un procesomuy largoque necesaria-
mente ha de comportar momentos de incertidum-
bre que afectaran a ciudadanos y profesionales.
Pero sólo podemos contemplarlo con esperanza y
exigencia: esperanza en que los servicios sociales
puedan mejorar la calidad de vida de muchos
ciudadanos y se conviertan en la “cuarta pata”
del estado del bienestar (junto a salud, educación
y pensiones), y exigencia hacia todos los agentes
que intervienen en los servicios sociales para que
cada uno de ellos sepa jugar bien su papel y
afrontar las dificultades, técnicas y económicas
que supone la creación de un nuevo sistema en un
momento -no debemos olvidarlo- en que estamos
afectados por una intensa crisis económica.
Josep Mª SOLÉ CHAVERO
Abogado, Consultor en Servicios Sociales
Ex jugador de básquet del CEM Institut Guttmann